Despedida

Estimado amigo/a.

Hoy me toca escribir un post totalmente diferente a lo habitual. Hoy hace 1 año que retomé la actividad de este blog y en donde cada semana he intentado aportarte valor e inspiración con mis reflexiones y aprendizajes en el mundo del Crecimiento Personal. Y también hoy inicia un cambio en este proyecto, un cambio que desconozco y para el que tomaré una breve temporada de análisis y reflexión.

Ha sido maravilloso sentir que los mensajes de cada post llegaban de una manera u otra a diferentes personas. Ha sido una gran satisfacción experimentar el verdadero compromiso y disciplina con uno mismo, para cumplir con el objetivo de publicar algo nuevo y fresco cada semana, dando igual que coincidiera con Navidad, Vacaciones, períodos de cansancio y poca lucidez, o cualquier otra “excusa” que los mortales solemos inventarnos para justificar que no podemos cumplir con nuestros compromisos. Escribí junto a un río durante unos días de descanso, compartí resúmenes de libros que había leído cuando no tenía la inspiración ni la motivación para crear algo nuevo, me expuse con experiencias personales como mi primera ½ maratón o mi primera obra de teatro.

83-1

Y es que había algo que tenía claro. Que en cada publicación pudiera llegarte siempre algún aprendizaje que te ayudara a tomar conciencia de la gran parte de desconocimiento que existe en ti mismo/a. Más allá reforzar mi ego con historias personales o libros que leí, o lecciones que supuestamente he experimentado (lo cual no quiere decir que sean útiles para ti), siempre intenté ir al grano y llegar a la raíz de cada tema, a relucir lo importante y lo que aportara utilidad.

Ahora la vida me pide cambiar de estrategia. Al final es una cuestión de creencias, hipótesis y suposiciones, y sobretodo de objetivos. ¿y si en lugar de publicar 1 vez a la semana publico 1 vez al mes pero con más valor y dedicación?, ¿y si simplemente escribo cuando me apetezca?, ¿y si centro todas mis publicaciones en una temática en concreto, por ejemplo hábitos para el crecimiento?, ¿y si la propuesta de valor de este proyecto fuera solamente satisfacer mi propio deseo de compartir lo que me apasiona, sin esperar nada a cambio? Todas esas preguntas me rondan por mi “mente lógica egótica disfuncional” (no se donde escuché esto hace poco pero me encantó, jeje), y una vez resueltas darán forma a un proyecto más alineado y con más propósito.

Por todo esto querido amigo/a, te quiero pedir un favor, que rellenes este cuestionario anónimo para recibir feedback de lo que ha supuesto para ti ser seguidor de este blog en el último año.

Antes de despedirme quería lanzarte un mensaje de gratitud. Han sido 52 semanas en las que he escrito una media de 1.000 palabras en cada uno de los 52 post publicados. De una forma o de otra, este blog ha recibido retroalimentación constante y he podido sentir como impactaban algunos de los mensajes que desde esta plataforma lanzaba al mundo. Es por eso que me siento afortunado y necesito agradecerte tu atención.

  • Si eres una de las más de 110 personas que se han descargado el ebook gratuito “Actúa a pesar del miedo”, gracias
  • Si eres una de las más de 50 personas que han solicitado que les envíe el nuevo ebook “50 hábitos probados que harán que tu vida evolucione en positivo” gracias.
  • Si eres una de las personas que me ha enviado emails exponiendo su situación personal, gracias.
  • Si eres una de las personas que ha comentado alguno de los post, gracias.
  • Y no estás en ninguno de los grupos anteriores, pero has dedicado un instante de tu vida a dar tu atención a este proyecto, gracias igualmente.

Para finalizar, solamente recordarte que la vida tenemos que descubrirla, y entonces será cuando empecemos a vivirla. Cuando aprendemos el sentido que tiene para nosotros la vida empezamos a vivir con consciencia y libertad. Por eso te animo a que busques e investigues tus deseos y sueños más profundos y los tengas siempre presentes, y desde ahí comiences a andar el camino que te acerque a la verdadera felicidad, a la que tú has elegido y no la que te han contado. Desconfía de aquellos que te digan como deberías vivir tu vida, y acércate a aquellas personas que te inspiran simplemente por ser quien son, sin tabús ni máscaras. Y sobretodo, no olvides que tu actitud está por encima de tus circunstancias, que puedes reinterpretar cualquier experiencia en un sentido positivo y que te potencie en lugar de que te limite, no es fácil, pero merece la pena. Elegir tu actitud te hace protagonista de tu vida, no elegirla te convierte en una víctima sin capacidad de crecimiento. Y por último, te animo a que busques tus motivos de vida, tu verdadera motivación, la que sale de dentro de ti y te pone los pelos de punta. Tus motivos te guiarán, y tu actitud será la energía que necesitas para recorrer el camino.

Hasta pronto.

Deja un comentario