Mi primera obra de teatro – Parte II

Continuamos con el post de la semana pasada donde hice pública mi primera experiencia con el teatro. Escribí aquel post desde el punto de vista subjetivo, a modo de exposición de los matices más personales que forman parte de mi en esta experiencia.

Hoy quiero exponer algo más objetivo. Hablamos de los valores que puede aportarnos el teatro, y que creo que a cualquier persona con un mínimo de ambición le pueden resonar estos valores. Por cierto, si quieres refrescar tus conocimientos sobre los valores, antes de seguir leyendo te recomiendo que leas un post anterior dedicado exclusivamente a esto.

PRINCIPALES VALORES QUE APORTA EL TEATRO

Disciplina

Una persona disciplinada tiene medio camino recorrido hacia sus objetivos. Actualmente es un valor que está un poco descuidado, gracias en gran medida a la cantidad de distracciones que nos llegan cada día a través de la tecnología. Perdemos mucha concentración en cada conversación de WhatsApp, cada novedad en Facebook, en cada email, para obtener un retorno nulo o casi nulo de todo esto.

Es momento de tomar conciencia de que necesitamos más disciplina que nunca si queremos sentir que evolucionamos. En el teatro se necesita a toneladas, al igual que en cualquier proyecto que tiene fecha de publicación y mucho trabajo por hacer. Aprenderte te memoria el guion, practicar la actitud del personaje, no faltar a los ensayos, son hábitos que requieren de perseverancia, porque no te puedes relajar, no puedes pensar que como hiciste un ensayo bien, el resto serán iguales o mejor.

“El principal enemigo del fracaso es la relajación, y la principal herramienta para combatirla es la disciplina”

68-1

Autoestima

En teatro constantemente te estás exponiendo a lo desconocido. Salir de la zona de confort es algo habitual, llegando incluso a sentir que si estás demasiado cómodo es que no se está trabajando bien. Este coctel de incomodidad, miedos y vergüenza solo tiene un resultado previsible, la mejora de tu autoestima.

Cada vez que te expones inconscientemente has derribado una barrera que te aleja de tus miedos más profundos y te acercan a tu verdadero potencial. Y cada paso avanzado supone que tu autoestima mejora. La esencia de la autoestima es el amor y respeto hacia ti mismo. Cuanto más te expones más te quieres, y cuanto más miedo pasas más te respetas porque enfrentarte al miedo no es más que cambiar mentiras por posibilidades. Sobre el miedo escribí un e-book hace tiempo que ya tiene más de 100 descargas, puedes descargarlo gratuitamente aquí

“Hazte a menudo la siguiente pregunta, ¿en qué medida me quiero y me respeto?”

Liderazgo

En cada proyecto y en cada experiencia de vida en la que se involucren varias personas, siempre habrá un líder que tire del carro. Muchas veces no se elige, simplemente sale y todos le siguen. En teatro el líder es el director. He aprendido que el director tiene que tener un férreo control sobre casi todo, sobre todo en teatro amateur donde los actores no tienen conocimientos técnicos. El director debe de marcar mucho las pautas, y trabajar directamente el personaje con cada artista.

Pero creo que el buen líder no es el que controla todo, sino el que genera las condiciones adecuadas para que cada miembro del equipo sea autosuficiente como para sumar en lugar de restar, cada uno hasta donde pueda y sepa. Los mejores líderes no ordenan ni controlan, sino que inspiran a las personas a dar lo mejor de sí mismas en pro de los objetivos marcados.

Desde aquí mi más sincera enhorabuena a esos líderes conscientes e inspiradores. El mundo es un poco mejor gracias a ellos.

“Los buenos líderes no necesitan convencer a sus seguidores, sino que éstos les siguen por sus acciones inspiradoras”

68

Creatividad

Cualquier forma de arte no se entiende sin creatividad. Esa chispa que nos permite ver algo nuevo donde aparentemente no hay nada que ver. La sensación de crear algo nuevo es indescriptible, y para los que nos sentimos cómodos en este contexto también es imparable. Cuando una nueva idea nos viene a la cabeza no podemos parar hasta que le encontramos un mínimo de sentido y aplicación.

He visto más creatividad en unos pocos meses de este proyecto de teatro que en años de trabajo convencional. Era increíble como en no más de 1 hora de tiempo teníamos que inventarnos una coreografía para una canción, y aunque al final hubo que ajustar y hacer algunos cambios, el 80 % del resultado se fraguó en esa hora de aquel día. Las ideas fluían, las personas se atrevían, y lo que parecía que no tenía sentido acababa por tenerlo de una forma u otra.

Creo que todos podemos y debemos desarrollar nuestra parte más creativa. La vida nos va a pedir muchas veces soluciones diferentes e innovadoras, y deberemos estar preparados y no caer en los convencionalismos. Por otra parte, la creatividad puede darnos muchas alegrías y experiencias porque cualquier persona se siente poderosa cuando “fabrica” algo nuevo y útil para el mundo.

“Un problema no es más que una serie de ideas mal planteadas. Utilicemos la creatividad para dar con las soluciones”

Consciencia

La habilidad de estar presente, concentrado en el momento y sintiendo lo que sucede en esos instantes que están pasando. Tenemos un déficit de consciencia enorme en nuestra sociedad, y pasamos demasiado tiempo analizando el pasado y el futuro en lugar de estar conscientes del presente. Creemos que desde la lógica tendremos el control del resultado. Nada más lejos de la realidad.

En una formación sobre teatro Brechtiano que nos facilitaron, hicimos un ejercicio de consciencia que me dejó boquiabierto. En un grupo de 15 personas, teníamos que lograr que cuando un miembro hiciera una secuencia de 4 movimientos distintos, sin un orden establecido, todos fuéramos capaces de hacer lo mismo al mismo tiempo. Era un ejercicio para entrenar la sintonía del grupo, para lograr esa consciencia colectiva que nos favorecería en el escenario.

Fue muy revelador, el tomar conciencia de como se podía coordinar un grupo de personas sin hablarse, solo teniendo consciencia en el momento, sintiendo la energía del grupo y desarrollando la escucha activa.

“El sentido a una vida está detrás de la consciencia”

68-2

La próxima semana dedicaré el último post de este desafío al espíritu de equipo, algo que no he podido sintetizar en un párrafo por el gran aprendizaje que ha supuesto.

Hasta pronto.

Deja un comentario